Cargando contenido

ViajARTE


ViajARTE

ViajARTE: Espacio para los viajes y las reflexiones sobre Arte. Articulos entre la geografia terrestre y la emocional.


¡Compártelo!




Novedades

Carlos III... un viaje por la Historia a través de tres cuadros.2017
25
Feb
Carlos III... un viaje por la Historia a través de tres cuadros. Claro es que he oído hablar del "mejor alcalde de Madrid", como se conoció al hermanastro de Fernando VI, y que conozco el Prado, la puerta de Alcalá o el Jardín Botánico como obras de su reinado... pero eso me parecen bagatelas, fachadas, detalles ruidosos que sirven de cortina a los auténticos salones, a los interiores mismos de sus años al frente de la nación.    No tiene comentarios

El arte de saber ver. Manuel  B. Cossío. La Institución Libre de Enseñanza y El Greco.2017
31
Ene
El arte de saber ver. Manuel  B. Cossío. La Institución Libre de Enseñanza y El Greco. Hasta el 23 de abril de 2017. Fundación Francisco Giner de los Ríos, Pº del General Martínez Campos, 14  (Madrid). Entrada gratuita.   No tiene comentarios

La tumba de Lady Elizabeth Nightingale2017
20
Ene
La tumba de Lady Elizabeth Nightingale Hay obras de arte capaces de sacudirnos, de impresionarnos con una fuerza desmedida, alienante, que resiste al paso del tiempo; obras que nos hacen olvidar o que dejan en la neblina de lo secundario incluso los templos, los palacios o los museos en que se hallan. Ese momento exacto en que la escultura o el cuadro que admiramos toma nuestro aliento, se clava en la memoria como un estilete afiladísimo y se expande eternamente, volviendo a nuestra memoria a lo largo de los años. Quizá nuestro recuerdo no es perfecto, todo lo nítido que quisiéramos, o lo hemos modificado en parte pero lo principal se mantiene y se repite en nuestro interior regocijándonos una y otra vez.   No tiene comentarios

Toledo como antídoto.2016
31
Dic
Toledo como antídoto. Es la tristeza la que tiñe de colores apagados este arranque de artículo con churretones algo desiguales, como si se tratase del maquillaje corrido por las lagrimas. Es la nostalgia de un tiempo pasado, y ya se sabe que "cualquier tiempo pasado nos parece mejor", que decían, con su aspecto inocente, aquellos labios de Karina. Es la pesadumbre de sentir, como siempre nos dijeron nuestros padres, que estos grandes cambios son a peor. Y si no son a peor me producen una desazón como si lo fueran. El feísmo empaña nuestras artes, nuestra vida, con cosas y -supuestas- obras artísticas que me producen un absoluto rechazo por su falta de sentido, de lógica, de proporción o de la más mínima presencia de belleza. El plástico y la pose todo lo desbordan con una inmediatez facilona y populista; las corrientes o las modas de ésos que vienen en llamarse artistas, son de una calidad bajísima, de una auto-exigencia prácticamente nula. Si Quevedo estuviera vivo hoy no tendría tiempo bastante ni el lenguaje le daría suficiente riqueza para criticar tanta vacuidad, tanta obra plana, cada tomadura de pelo, cada "traje del emperador" que nos tragamos como sapos de seda inexistente...   No tiene comentarios

Sir John Soane's Museum: La pasión poética de un Arquitecto.2016
16
Dic
Sir John Soane's Museum: La pasión poética de un Arquitecto. El escritor y erudito Inglés Isaac D’Israeli, padre del que fuera primer ministro de la nación, le dijo a John Soane en 1836 “Su Museo es permanentemente mágico, pues los encantamientos del Arte son eternos. Algunos, sus Poemas, han levantado bellos Edificios arquitectónicos, pero son más escasos aquéllos que han descubierto, al terminar su Casa, si es que tal Casa puede decirse que se ha terminado nunca, que habían construido un Poema” (1). ¿Cómo no iban a llamarme poderosamente la atención dicho edificio y dicho arquitecto?   No tiene comentarios

Yuste. El descanso del emperador.2016
30
Nov
Yuste. El descanso del emperador. Entre castaños y robles, flores silvestres, arroyos sonoros, trinos de pájaros, y cielos limpios como si nunca hubieran conocido una tormenta, lisos como plancha de acero, tersos como pétalo fresco; en la subida del monte, en un repecho solitario se halla el monasterio de Yuste.   No tiene comentarios

La generosidad de Madrid2016
10
Sep
La generosidad de Madrid Madrid es una ciudad dadivosa por naturaleza. Y es algo que parece estar en su código genético: pasan los tiempos, nuevas generaciones llegan cargadas de novedades, cierran las tiendas más tradicionales y abren las más improbables llenas de imposibles y objetos totalmente inútiles veinte años atrás, otras culturas aterrizan y las viejas tradiciones se adelgazan hasta casi desaparecer... y sin embargo ese carácter de urbe que acoge con brazos abiertos se mantiene.    No tiene comentarios

Elche y la torre misteriosa.2016
16
Ago
Elche y la torre misteriosa. Elche y la torre del misterio.   Hay ciudades (quizá todas las ciudades) que guardan rincones exquisitos, casi secretos a pesar de su carácter público y su fácil acceso para todos. Quizá se les considera "obras menores" pues no tienen descomunales tamaños ni están formadas por ninguno de los artistas de renombre universal. Pero ello no les impide tener preciosas dosis de encanto.    No tiene comentarios

El salto del pastor y la sangre del Drago.2015
17
Feb
El salto del pastor y la sangre del Drago. Quien piense que Gran Canaria se agota en las playas o en las fiestas de Carnaval o en la preciosa ciudad de Las Palmas se equivoca terriblemente. Ya el año pasado rendí homenaje a esta tierra insular con cuatro artículos que permitían penetrar ligeramente alguno de los bellos tesoros de la isla. Vuelvo hoy a hablar de este lugar maravilloso al descubrir parajes que me llevan a otros mundos y otros tiempos.   No tiene comentarios

Londres y la seducción del vampiro.2014
01
Dic
Londres y la seducción del vampiro. Llegué a Londres tras el aroma de la Navidad, que allá siempre empieza antes, pero me quedé a medio camino porque Winter Wonderland abría justo la tarde que yo regresaba a Madrid y aunque los escaparates y la iluminación ya estaban completamente preparados para la campaña de Santa, el espíritu no me envolvió como otras veces. La ciudad estaba hermosa con sus decoraciones y sus creativos y carísimos arreglos para las tiendas: auténticas trampas cargadas de imán para los incautos compradores que disfrutamos del gasto y de imaginar los rostros de nuestros seres queridos a los que regalaremos o incluso nuestro propio disfrute al estrenar esta o aquella prenda, o leer el nuevo libro que ha aparecido de nuestro autor favorito. Y sé que la Navidad no es exactamente eso, pero ya forma parte de nuestra vida occidental. Pero de lo que realmente conforma la Navidad… me sentía poco dado a pensar sin dejarme llevar por la emoción y la melancolía.   No tiene comentarios